Magnetoterapia

Se emplea como tratamiento mediante la aplicación de campos magnéticos, se utiliza un imán,  y basta con colocar el polo seleccionado en la zona afectada,  cuanto más cerca esté de la piel más efectivo resulta, aunque el imán también se puede colocar sobre la ropa.

La magnetoterapia está indicada fundamentalmente en las siguientes áreas:

  •  Traumatología: fracturas del aparato locomotor, tendinitis, contracturas,  distorsiones, lumbalgias, epicondilitis, ,ciática, discopatías…
  •  Reumatología: osteoporosis, artritis,  fibromialgia, artrosis…
  •   Neurología: neuralgia del trigémino, migrañas, cefaleas…

Los comentarios están cerrados.